domingo, 5 de mayo de 2013

Diario (4).- Reto Forense: Guy! Where is the info? Flu-Project


3:30 p.m. Barcelona

Tras dar con el documento protegido con contraseña decidí detenerme un poco mas y examinar la imagen .dd en autopsy a ver que mas encontraba.  


Todo estaba mas o menos igual excepto por directorio de [OrphanFiles] donde ahora aparecían 2 archivos bastante peculiares. 



Al hacer clic encima de los documentos dos cosas me llamaron la atención, en el apartado de Metadatos quedaba claro que la información estaba en texto plano pero, sabiendo como era ese hombre de quisquilloso con los nombres y los sistemas numéricos, no me llegué a fiar de todas las cifras que estaban en la parte de arriba del texto. 

Decidí volver a probar mi suerte frente al traductor sabiendo que las primeras cifras muy posiblemente pudiera estar en hexadecimal debido a su separación y a que las letras no superan la letra F. En cuanto a las segundas me recordaban demasiado a la composición del nombre del archivo en .doc así que probé de nuevo en Base 64. 
Primeras cifras --> 0000000: 3132 3361 6263 2e0a --> 123abc.
Bingo, era demasiado ordenado como para ser pura casualidad.  Ahora le tocaba el turno al siguiente, al ver que estaba separado por "iguales" decidí separar las 3 filas de números y a pasarlos en Base 64. 
Primera Linea ---> aG9sYSwgbGEgZW50cmVnYSBlcyBlbCAyIGRlIGp1bmlvCg --> hola, la entrega es el 2 de junio.
Segunda Linea --> cmVjdWVyZGEgcXVlIG5vcyBzaWd1ZW4sIHRlbiBjdWlkYWRvCg --> recuerda que nos siguen, ten cuidado.
 Tercera Linea --> bm8gY29uZmllcyBlbiBvc3ZhbGRvCg --> no confíes en osvaldo
Pobre Osvaldo nadie confiaba en el. Todo era cada vez mas turbio un documento con el nombre de zulos, una entrega que efectuarse, alguien les sigue y Osvaldo parecía pisarles los tacones. Pero, lo mejor de todo era que tal vez ese 123abc. me ayudara a saber que se ocultaba detrás de la contraseña de ese documento. Así que lo intente de inmediato. Crucé los dedos y rece a la virgen María para que la estadística y mis deducciones fueras las correctas. 


Eureca, estaba dentro. Pero, la cara de felicidad se me desvaneció en cuanto empecé a leer lo que había en cada zulo. ¿Armas, explosivos y rehenes? Eso era demasiado grande como para poderlo llevar yo solo. 

Llame a Gisela, la chica del encargo, para ponerle al día de todo y quedamos de vernos en un par de días. Aunque, si el informático que le hizo la imagen no tubo tiempo para darme una copia entera ¿Habría tenido tiempo de borrar su rastro de ese ordenado? Fui a la puerta del despacho, mire a Laura y la cerré. 

Cogí el teléfono y llamé a Angel un antiguo compañero del cuerpo que ahora estaba trabajando para la mafia. Un buen tío sin duda, aunque algo fácil con el gatillo. Supongo que ahora tiene un trabajo a su medida.

- ¿Angel? Soy Albert, necesito tu ayuda - dije en tono serio, pero a la vez preocupado por lo que pudiera ocurrirles al Informático y a Gisela. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario